¿Qué tipo de apps están prohibidas en Google Play y App Store?

Escrito por

Google Play y la App Store, son los lugares donde podemos encontrar todo tipo de aplicaciones para Android y iOS: mensajería, juegos, utilidades, diccionarios, música, etc. La mayoría de los usuarios no necesitan otras tiendas para encontrar aplicaciones, aunque muchas veces, debido al gran número de apps prohibidas y restricciones de publicación, es mejor apostar por otras tiendas.


¿Por qué existen otro tipo de aplicaciones fuera de Google Play y la App Store? Simplemente, esto se debe a que principalmente, existen reglas muy estrictas que ambas tiendas establecen para las apps que desean ser parte de ellas. Por ejemplo, en Mountain View, se trazaron líneas rojas que los desarrolladores no pueden cruzar al publicar sus aplicaciones. Algo que no es nuevo porque ya ha causado tensiones entre Google y los desarrolladores.

¿Qué contenido está prohibido en Google Play y App Store?

Contenido explícito o pornografía

Esta restricción ha estado presente durante años, pero nunca está de más recordarlo: Google se une al lado de Steve Jobs y no quiere ver porno en su tienda de aplicaciones, una restricción que cumplen al pie de la letra, y esto obliga a esas aplicaciones a distribuirse en APK.

Esta regla también se aplica al contenido explícito de cualquier tipo. Motivo por el cual, por ejemplo, las aplicaciones de LiveLeak no pueden mostrar contenido explícito, manteniéndose solamente en el que no existe restricción de edad.

Las apuestas y actividades ilegales también están prohibidas

Google tampoco tiene una gran estima por todo lo que tenga que ver con las apuestas o con actividades ilegales de ningún tipo. Por este motivo, este tipo de apps están prohibidas, salvo en Francia, Irlanda y Reino Unido.

Las apuestas y loterías pueden ser difíciles de administrar y tienden a ser una de las ofertas más reguladas en la App Store. Solo incluye esta funcionalidad si has revisado por completo tus obligaciones legales en todos los lugares donde está disponible tu aplicación.

Ten especial cuidado con la propiedad intelectual

El motor de búsqueda de Google sigue las solicitudes de la DMCA al pie de la letra, por lo tanto, el robo de marcas tampoco está muy bien visto por la empresa. Así que recuerda, no uses marcas que no te pertenecen, y ten cuidado con los nombres de tu aplicación.

La política de propiedad intelectual de la Apple App Store también es muy estricta. Asegúrate de que tu aplicación solo incluya contenido que hayas creado tú o que tengas una licencia para usarlo. Por lo contrario, tu aplicación será eliminada de la App Store.

 

Si tu aplicación maneja datos, ten especial cuidado con la seguridad

Si tu aplicación maneja datos confidenciales del usuario,  tanto las reglas de Google como de la App Store, lo dejan muy claro: debes garantizar la seguridad de estos datos. Las aplicaciones deben tener una política de privacidad que detalle cómo se tratan los datos del usuario, además de proteger los datos con la criptografía moderna.

No realices los pagos dentro de la aplicación

Los pagos dentro de la aplicación se pueden usar para monetizar un trabajo, y muchos desarrolladores llegan a abusar de este sistema, pero hay algunas líneas que no se deben cruzar. Los pagos no se pueden usar para productos físicos o para contenido que se puede consumir fuera de esa aplicación.

No manipules las opiniones de los usuarios

Algunos desarrolladores lo han intentado: desde no redirigir a la tienda de apps si la opinión es mala a ofrecer descuentos y funciones “si puntúas con cinco estrellas” a la aplicación. Algo estrictamente prohibido, y eso hará que eliminen tu aplicación.

Publicidad abusiva en Google Play

Esto no es nuevo, pero ahora está más claro que nunca: Google Play toma muy en serio que las aplicaciones sigan técnicas publicitarias abusivas. Están prohibidos los anuncios que pretendan ser parte del sistema, redirigir a los usuarios a la instalación de nuevas aplicaciones y promocionar sin solicitarlo a través de mensajes SMS.

Además, y como detalle curioso, Google prohíbe explícitamente dos técnicas: mostrar anuncios cuando el usuario hace clic en Inicio y mostrar anuncios cuando dejamos la aplicación. También hay que tener en cuenta aquellos anuncios que son inapropiados para una audiencia concreta de una aplicación (publicidad de tono adulto en una aplicación para niños, por ejemplo), y los anuncios a pantalla completa deben mostrar una salida simple.

No destaques las opiniones en la descripción

Muchos desarrolladores, como muestra de lo que hace la aplicación, copian algunos comentarios positivos y los exponen en las descripciones de las aplicaciones. Google prohíbe esto, además de intentar colocar una palabra clave demasiadas veces, referencias a otras aplicaciones o incluso demasiados detalles.

Las tiendas de apps no son un camino de rosas para los desarrolladores

Con todo esto, tenemos claro que, aunque cualquiera puede pagar la tarifa de registro, no todo es sencillo para los desarrolladores. Aunque a primera vista no parezca así, estos estándares limitan de una buena manera lo que un desarrollador puede o no puede hacer con su aplicación.

Cifrar los datos correctamente puede ser demasiado complicado para algunos desarrolladores, las redes publicitarias pueden jugar un sucio truco a los desarrolladores afiliados, o los usuarios pueden compartir contenido inapropiado: todo eso puede dejarte fuera de juego.

Algunas reglas necesarias, pero eso puede ser un dolor de cabeza, dependiendo del caso. Y la razón por la cual muchos terminan huyendo de las tiendas de aplicaciones, lanzando sus APK en otros sitios sin restricciones.