Cómo crear un vídeo promocional para tu app y conseguir más descargas [+vídeo]

Escrito por

En plena era digital, es de sobra conocido el gran potencial de impacto que tiene el vídeo online a la hora de atraer público y de generar interés en los productos y servicios que ofrecen las empresas. Por ello, no es de extrañar que la mayoría de ellas lo conciban como elemento clave para sus campañas de promoción y marketing. Aquí es donde surge el denominado vídeo promocional.

¿Qué son los vídeos promocionales?

El vídeo promocional (también llamado vídeo marketing) es aquel que se utiliza con el objetivo de dar a conocer a una empresa y al servicio que venden, pudiendo así generar mayor atención dentro de una estrategia de marketing.

Al pertenecer al formato audiovisual, se consigue transmitir de una forma más directa y sencilla el mensaje o producto que queremos promocionar. Así mismo, su impacto visual y la efectividad de su transmisión, hacen que el usuario reconozca a la empresa, así como provoca que aumente su tiempo de permanencia en la web y de que se multipliquen las probabilidades de que comparta el vídeo promocional en otras plataformas. Por tanto, es una herramienta que puede mejorar nuestro posicionamiento con muy buenos resultados.

En el caso de las apps, este tipo de vídeo ofrece la gran ventaja de impactar visualmente con mayor rapidez y eficacia que un anuncio televisivo común. También es de gran ayuda para conseguir un mejor posicionamiento SEO y ASO, y poder difundirlo en las redes sociales y plataformas de vídeo (como YouTube). Todo ello conlleva una mayor visibilidad y, por tanto, un mayor volumen de descargas. Dado que el mercado de aplicaciones móviles está en plena expansión y con cada vez más competidores, el vídeo promocional es indispensable si quieres que tu app destaque sobre las demás en los marketplaces, haciendo que sea fácilmente reconocible para el usuario.

the Ink

Periódico ABC

 Mobi

Claves para crear vídeos promocionales para tu app.

A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo puedes crear tu propio vídeo promocional, enfocado a aplicaciones con sistemas operativos Android o iPhone.

  • Planteamiento y estructura

Hay que realizar un guión donde se ordene y desarrolle la información que se va a mostrar durante la reproducción del vídeo. Es importante señalar el concepto de tu app, definir el problema que se resuelve a través de ella y por qué el usuario debe escogerla por encima de otras, así como sus ventajas y puntos fuertes.

Por ejemplo: si es una app de comida a domicilio, debes resaltar que, gracias a ella, no tienes por qué ir a recoger tu pedido y que, como ventaja adicional, se garantiza la entrega en menos de 30 minutos desde que se realiza.

También debes decidir otros aspectos que van a condicionar la puesta en escena de tu vídeo: con qué tono te vas a dirigir al usuario (formal, amistoso, usando un lenguaje muy coloquial…), su duración, si vas a tener que rodar con actores, si vas a incluir animación, etcétera. Es esencial tenerlo todo claro y bien atado, para que tu idea y vídeo final consiga los resultados que esperas.

  • Realización del vídeo

Existen dos opciones a la hora de realizar físicamente tu vídeo: contratar una empresa externa especializada o hacerlo por tu cuenta.

Para la segunda opción existen diversas herramientas que suelen utilizarse a menudo para aspectos como la animación y el montaje y que, si se saben aprovechar, consiguen muy buenos resultados. Destacan algunas como Illustrator (para crear diseños, avatares…), After Effects (para efectos visuales y motion graphics) o Adobe Premiere (para la edición de vídeo), entre muchas otras.

También existen aplicaciones webs en las que poder apoyarte para crear contenido animado y vídeo de forma profesional, como Make Web Vídeo, Visme, Go animate, Moovly, Powtoon, Wideo o Render Forest.

  • Publicación

Una vez tienes listo el vídeo, llega el momento de publicarlo. En el caso de que tu app sea para Android, es necesario que antes subas el vídeo a YouTube y, una vez hecho esto, copies su url. A continuación, debes entrar en tu cuenta de Google Play Console y pegar el enlace en el campo “vídeo”, el cual se encuentra justo debajo de los campos gráficos en la ficha de la aplicación.

Por otro lado, si es para iPhone, tan solo tienes que entrar en tu cuenta de iTunes y subir el vídeo directamente.

Si has realizado todos estos pasos correctamente, el vídeo podrá verse en la cabecera de la ficha de tu app una vez pinche en ella el usuario.

Tips para que el vídeo promocional de tu app destaque

A veces no solo basta con realizar un vídeo promocional correcto. Si quieres captar rápidamente la atención del usuario, que no se vaya antes de tiempo, que se descargue tu app, y que además comparta el vídeo con otros usuarios, es necesario que tengas en cuenta los siguientes puntos:

  1. Brevedad: es recomendable que la duración no exceda el minuto. Generalmente el usuario busca un contenido rápido de visualizar, por lo que siempre hay más probabilidades de que pinche en un vídeo si ve que es corto.
  1. Ritmo: tiene que resultar entretenido e interesante de ver, que no se haga aburrido ni repetitivo. Por ello, es fundamental evitar añadir contenido innecesario, así como ir desarrollando los aspectos clave que hagan que el usuario vaya adquiriendo conocimientos sobre qué es lo que está viendo y, al mismo tiempo, no sentir que está perdiendo el tiempo.
  1. Creativo: utiliza elementos visuales y sonoros que den un aspecto llamativo y que resulte agradable de ver: una música pegadiza, animaciones coloridas, un montaje dinámico, etcétera.
  1. Sencillez en contenido: debe ser fácil de entender a la primera y que no sature al usuario. Recuerda que el vídeo debe servir como carta de presentación de tu app, que sea un elemento que resuelva dudas, no que las cree.

Por tanto, debes evitar por completo poner demasiado texto, pues hará que el usuario huya de tu vídeo. Por otro lado, aunque hemos mencionado que los elementos visuales deben de ser agradables de ver, también tienen que cumplir con un propósito descriptivo, que case con aquello que se esté contando.

Por ejemplo: si estás explicando cómo funciona tu app, que se muestre cómo se ve la app en tu pantalla de móvil y dónde están colocados los elementos clave para poder usarla.

  1. Personalización: el tono y elementos que aparezcan deben ser coherentes en lo que respecta a tu imagen de marca. Es decir, debe cumplir con unos requisitos mínimos de diseño y branding propios. De lo contrario, será muy difícil que el usuario te reconozca.
  1. Calidad: recuerda que el vídeo será una de las primeras cosas a las que se dirija el usuario y, por tanto, una de las primeras tomas de contacto con tu app. Por ello, es imperativo que el resultado final del vídeo refleja unos mínimos de calidad para conseguir que, además de entretener, nos ganemos la confianza del usuario y que este nos tome en consideración para utilizar nuestro servicio.

Si tienes en cuenta todos los pasos anteriores, conseguirás aprovechar al máximo las ventajas que ofrece una herramienta con tanto potencial viral como es el vídeo, y además podrás hacer uso de él no solo para colocarlo en tu app, sino para insertarlo en tu web y moverlo por diversos eventos y ferias cuando lo necesites.

Si aún no tienes tu propio vídeo para promocionar tu app, ¡este es el momento!

No hay comentarios

Leave Your Comment