¡Corre, que vuela!

Escrito por

Ha pasado ya media semana y el tiempo apremia. Pronto será viernes y quizá la fecha límite para entregar algún proyecto. Optimizar es la palabra de moda y hacerlo sobre nuestro tiempo es casi una necesidad. Las App se han convertido en herramientas especializadas en ello, en darnos un recurso extra para mantenernos organizados y no perder ni desaprovechar ni un segundo de nuestras ajetreadas vidas.

Las técnicas de trabajo centradas en la administración del tiempo como el método Pomodoro, consistente en realizar tareas divididas en intervalos de 25 minutos, tienen en la aplicación Toggl a su más fiel escudero. Diseñada para sacar la máxima productividad de cada segundo del día, esta App es un crono que permite etiquetar el periodo de tiempo a fin de poder crear proyectos específicos que organizar, monitorizar y cronometrar. Con ella se consigue destinar y cumplir con un tiempo específico para cada una de las tareas de nuestra jornada laboral.

Un tiempo de trabajo que, a su vez, puede organizarse utilizando Apps de planificación de tareas. Algunas de las más extendidas y conocidas son Trello o Asana. Ambas permiten crear listas de tareas y compartirlas con otros compañeros de trabajo para organizarlas en función de su importancia y urgencia. Asimismo, tienen la opción de compartir documentos, de marcar fechas límite de entrega y de crear chats específicos sobre cada una de las tareas a realizar.

Y para que nada te pase por alto, Evernote es la App por excelencia. Quizá la más completa de todas las de su especia, Evernote permite tomar y almacenar notas de texto y voz, imágenes, capturas de pantalla pero también almacenar artículos específicos que pueden servir de background para preparar cualquier reunión y todo, guardarlo y clasificarlo mediante etiquetas (genéricas o en base al texto que incluyen).

Tres maneras de optimizar nuestro tiempo, porque el tiempo vuela y es oro.

Los comentarios están cerrados.