Ello, ¿la otra red?

Escrito por

Agazapada en un rincón, tras la sombra de otros grandes. Así ha despegado Ello, la red social que todos apuntan a que, esta sí, puede hacerle cierta sombra a Facebook. ¿La razón? Unos dicen que es porque no admiten publicidad, otros porque es sencilla, otros porque están hartos de lo de siempre y buscan cosas nuevas. Sea como sea, en pocos días Ello ha pasado de un letargo forzoso a sembrar poderosas expectativas.

Ello es una red social que en su principio fundacional deja bien claro que la publicidad no es su modelo de negocio, ni el vender los datos de los usuarios a terceros. Los impulsores de Ello creen en un modelo freemium en el que el usuario tenga unas prestaciones básicas y pague por otras más complejas. Estas condiciones son para muchos lo que estaban esperando para dar el salto y dejar de lado a la todopoderosa Facebook que junto a Google alberga en su poder gran cantidad de material sensible relativo a sus usuarios (es decir, nuestro).

“Sin anuncios, somos libres de diseñar características para los usuarios en primer lugar, sin anunciantes en mente. Tampoco vendemos los datos, e incluso ofrecemos a nuestros usuarios la opción de darse de baja del seguimiento analítico de sus sesiones cuando utilicen la red”, ha explicado su principal impulsor Paul Budnitz, un hombre que en la web de Ello se define como alguien que “concibe y crea productos bonitos que cambian el mundo”.

Ello nació como red social de ámbito privado y no ha sido hasta recientemente cuando se ha empezado a abrir a nuevas incorporaciones -siempre, y aún, por exclusiva invitación de alguno de sus miembros o comprándolas en el mercado negro por unos 5 euros en eBay-. No obstante, su crecimiento está siendo espectacular, llegando a duplicar usuarios cada dos o tres días, con lo que pronto tendrán su versión en App móvil para dispositivos Android y Apple.

El único “pero”, la única sombra que hay detrás de ello es la política de privacidad que aplicará ya que por el momento no tiene controles de privacidad así como no contempla la posibilidad de poder bloquear a alguien que cometa comportamientos abusivos. Habrá que ver como se salvan estas cuestiones en futuras evoluciones de la plataforma o si se incluyen como extras a pagar.

No hay comentarios

Leave Your Comment