Keep calm and pass the exams

Escrito por

Los exámenes finales están a la vuelta de la esquina. A muchos estudiantes, los que menos, seguro que esto no les reporta ningún miedo pero aquellos que durante el curso se han limitado a pasarlo bien y a trabajar lo justo y el último día es ahora cuando les puede entrar el pánico. Una App, desarrollada en los EUA, es capaz de medir los niveles de estrés y determinar si realmente un estudiante está capacitado para afrontar esta última etapa del curso.

El estudio para certificar esta App lo han hecho investigadores de la Universidad de Dartmouth quienes en base a una muestra significativa de estudiantes consiguieron eximir a dos de los exámenes finales debido a sus altos niveles de estrés. Una exención que, por otro lado, no les salvó de trabajar durante el verano para superar el curso.

Las investigaciones se centraron en los comportamientos de los alumnos. Así se analizaron aspectos como el tiempo y calidad de sus conversaciones por teléfono, su actividad física, su localización vía GPS durante el día e incluso el momento en que se iban a dormir y despertaban. Con ello sacaron una serie de patrones de conducta que les permiten determinar si un alumno está o no mentalmente capacitado para superar las distintas pruebas del curso.

La principal conclusión a la que se ha llegado es que los alumnos con una mayor actividad social y física son quienes mejor condición tienen. Por contra, aquellos cuya relación social es mínima o que, incluso, duermen más de la cuenta presentan unos niveles de estrés y depresión que les llegaría a imposibilitar superar los exámenes finales.

Con este avance médico-tecnológico los investigadores aseguran haber demostrado como los sensores de los teléfonos son capaces de transmitir información esencial para el diagnóstico de patologías como el estrés o la depresión como elementos para medir el rendimiento académico de los alumnos. “Los resultados -afirma este equipo de investigadores- sirven para demostrar que los teléfonos podrían ser útiles para un seguimiento continuo de la salud mental de los estudiantes, y se convertirían en métodos mucho más válidos que los ocasionales tests y cuestionarios rápidos. No solo eso: la base del estudio sirve no solo para estudiantes, sino para todo tipo de personas, que podrían mejorar sus vidas gracias a esas alertas que permiten detectar que hay niveles de estrés importantes.”

En todo caso, y más allá de lo concluyentes de los resultados, StudentLife es una nueva muestra del llamado mHealth, es decir, la aplicación móvil en los procesos médicos y de salud.

Los comentarios están cerrados.