Cómo la aplicación de pequeñas recompensas en tu estrategia de empresa te ayudará a mejorar la productividad de tu compañía

Escrito por

Tras la contratación y las acciones de capacitación, las compañías necesitan activar acciones que motiven a su equipo para aumentar su productividad. La aplicación de recompensas te ayudará a alcanzar este objetivo.

Una empresa tiene distintos medios para activar sus recompensas, siendo un método habitual para reconocer el valor de los trabajadores. Una carta personal, un viaje, una responsabilidad adicional o un incremento de salario ¿Cuál de estas opciones te permitirá aumentar la productividad de los empleados?

Pequeñas recompensas = compañía más productiva

De acuerdo a una investigación titulada “The Hidden Power of Small Rewards”, generar pequeñas recompensas ayudará a incrementar la motivación del equipo. Como indica el texto: “Cuando las recompensas son lo suficientemente grandes para activar un cambio de conducta, pero los motivos demasiado pequeños para justificarlas, los individuos tenderán a buscar un argumento a sus esfuerzos que no tienen por qué ser los correctos”.

Aunque parezca mentira, proveer recompensas como bonos o viajes podría llegar a desmotivar a algunos empleados. La razón es muy sencilla: los empleados no ven en las grandes recompensas un incentivo para seguir trabajando más o mejor, sino una recompensa a un logro concreto y, en consecuencia, pueden pensar que no hay razón para seguir trabajando más en ello pues ya han recibido su beneficio. Por el contrario, dar pequeñas recompensas de vez en cuando fomenta que los empleados sientan que su trabajo y esfuerzo es reconocido por lo que serán motivados para conseguir más recompensas en el futuro.

Visita King of App para crear tu primera app de empresa. Sin programar.

Este modelo de pequeñas recompensas ha sido muy utilizado en el sector mobile, especialmente en el de videojuegos, para mantener el interés de los jugadores, recibiendo puntos, armas u objetos especiales. De este modo, las marcas consiguen crear una base de consumidores leales que vuelven de manera recurrente para obtener el beneficio ofrecido.

Del mismo modo que en los videojuegos, un sistema de recompensas en una compañía ayudará a favorecer el crecimiento de la organización, incrementando la productividad y generando mayor compromiso.

Benenificios de aplicar un sistema de recompensas en tu oficina

  1. Favorece la competencia sana

Un entorno competitivo favorece una de las actitudes humanas más naturales: el orgullo, que nos impulsa a superar desafíos por encima de lo establecido (ya sea compitiendo con otros o uno mismo). Las pequeñas recompensas alimentan el orgullo de los empleados que se sentirán satisfechos de haber superado cierto nivel.

  1. Generar sentimiento de conquista

En consecuencia a lo anterior, el trabajador se sentirá más motivado y será más productivo si adquiere conciencia de haber logrado superar un reto. Si generas un buen sistema de recompensas en tu equipo, desarrollarás la noción de eficiencia. Alcanzar cierto objetivo generará el sentimiento de logro, lo que en consecuencia aportará valor al negocio y al desarrollo profesional del personal para seguir haciendo bien su trabajo.

  1. Ayuda a medir el rendimiento

Un participante en este sistema basado en pequeñas recompensas no estará capacitado para percibir su crecimiento si no recibe una clara demostración de sus progresos mediante niveles, logros u otras acciones visibles con las que pueda interactuar.

Aplicar pequeñas recompensas en tu organización establece una especie de  “sistema de juego” que ayudará a crear una conexión emocional entre el empleado y la compañía. Si las acciones de marketing y publicidad son útiles para atraer consumidores hacia tu marca, las pequeñas recompensas te ayudarán a retener a tus trabajadores, hacer que se identifiquen y que sean más productivos.

estrategia empresa pequeñas recompensas

Consejos para aumentar la productividad

  1. Frecuencia con las que activar pequeñas recompensas

Podrías dar una pequeña recompensa al mes por cumplir tareas básicas como asistencia, puntualidad o cumplimiento de objetivos. La recompensa podría ser una tarjeta regalo o un pequeño obsequio.

  1. Propuesta de desafíos y recompensas

Otro consejo para aumentar la productividad de tus empleados es ofrecerles pequeños desafíos para el día a día. Por ejemplo, la búsqueda de una solución a un viejo problema de la empresa o la búsqueda de nuevos objetivos. Aquellos que resuelvan uno de los desafíos recibirán una compensación. El beneficio material que obtengan será pequeño, pero el beneficio personal hará que se identifique como un logro propio aplicado a la solución del desafío propuesto. Como empleado, se sentirá parte del éxito de la compañía.

  1. Favorece el aprendizaje

Es necesario favorecer y estimular el desarrollo intelectual y técnico de los empleados. De lo contrario, pueden llegar a tener la sensación de sentirse estancados y desmotivados. A los empleados les gusta sentirse cómplices del crecimiento de la compañía y si la compañía crece, crecer intelectualmente con ella.

No es necesario hacer un esfuerzo titánico para alcanzar este objetivo. Existen centenares de cursos, textos y eventos gratis y online. La compañía puede determinar qué aspectos interesa desarrollar en sus trabajadores y facilitarle este tipo de incentivos. Lograrás hacer sentir a los empleados más valiosos mejorando la productividad de la compañía.

  1. Cierra tratos con compañías cercanas

Es muy común que las compañías lleguen a acuerdos con gimnasios, restaurantes o colegios cercanos del estilo “descuento de empleados”. Este tipo de asociación no es costosa y mientras tus empleados están contentos por recibir esta ventaja, la otra empresa logrará atraer y retener a más clientes.

  1. Haz de la oficina un lugar más agradable

Una atmósfera agradable y organizada desarrollada a lo largo del tiempo hará que tus empleados se sientan más contentos. Dar otras utilidades a la oficina no tiene por qué ser sinónimo de más gasto. Anímalos a decorar sus mesas, permíteles que algún día vistan den manera más casual, realiza eventos que permita la relación entre todos los trabajadores o reserva un espacio pequeño para la relajación y el café. Atraer diversión a la compañía no supone un coste y el bienestar se traducirá en mayor productividad.

No hay comentarios

Leave Your Comment