Con derecho a ser recordado

Escrito por

Internet ofrece prácticamente infinitas opciones, incluso, como os contábamos hace pocos días, la del derecho al olvido por parte de Google. Sin embargo, también en la red reside el derecho a ser recordado. Hacerse un hueco entre la multitud no es nada fácil y más si hablamos de algo tan generalizado y extenso como son las fotos o las canciones. Las hay a millones! Es imposible ver todas las fotos que comparten nuestras amistades como es imposible haber escuchado todas las canciones. “Not likes yet” o “The long tail” nos ayudan a que todas tengan una oportunidad.

The Long Tail” es una página web en la que se pueden escuchar las más de 4 millones de canciones que rara vez han sonado en Spotify. Esta aplicación es muy útil tanto para descubrir nuevos intérpretes como alguna que otra rareza de los más conocidos. Lo que hace es sacar a relucir las 50 canciones menos escuchadas en Spotify ya sea a nivel general o de un artista en concreto. Una vez hecha la selección, se confecciona una playlist… y a disfrutar!

Hasta la fecha, otra aplicación nos permitía algo similar. Se tarta de Forgetify, que nos descubre las canciones que nunca han sido reproducidas en Spotify. Una vez escuchadas, el sistema las borra de su base de datos lo cual ha hecho pensar que quizá, algún día, se acaben las canciones que nunca fueron escuchadas. A partir de entonces se supone que habrá que buscar las que se han reproducido una única vez en la história de Spotify.

Pero no todo son canciones en la red, las fotografías ganan terrenos gracias a aplicaciones como Pinterest y sobretodo Instagram. “Not likes yet” es la página web donde se recopilan aquellas fotos de Instagram que no han recolectado ni un solo “me gusta”. Esta página es una oportunidad, quizá la última, de que aquella foto que un día paso desapercibida para nuestros seguidores tenga una nueva vida a ojos de algún desconocido y merezca de su atención y de sus “likes”. Otra opción es tratar de dominar otras Apps que hagan que nuestro Instagram brille con luz propia.

Sea como sea, todas estas aplicaciones demuestran, una vez más, la dominante de la cultura de lo efímero y el poco recorrido que tienen algunos contenidos en la red. Seguramente porque, por calidad, valor, veracidad o interés, no todo lo que hay en la red debe ser ni recordado ni guardado aún teniendo una segunda oportunidad.

No hay comentarios

Leave Your Comment