Comida rápida, usuarios rápidos: ¿está tu app al día?

Escrito por

La popularización de los dispositivos móviles como smartphones, tablets y portátiles está consolidando un nuevo hábito en los consumidores: ahora queremos realizar las tareas rutinarias sin perder el mínimo tiempo.

Ahorrando tiempo de viaje o de espera en colas, los dispositivos móviles se han ganado rápidamente el favor del consumidor a la hora de realizar pedidos a domicilio o pagar la cuenta del restaurante con los programas de fidelización por recompensas.

Además, el incremento del uso de los dispositivos self-service también ha reducido los costes operativos. Al ofrecer alternativas virtuales para estar en contacto, a través de dispositivos portátiles o ordenadores personales, el proveedor facilita la vida al consumidor y a la vez incrementa la eficiencia del servicio que ofrece.

Proceso de compra digital

Según una encuesta de Oracle, “más de la mitad (51%) de los millennials quieren tener la posibilidad de pedir a domicilio o para llevar.” Y es que en la acelerada vida de la ciudad, cada minuto cuenta. Ahorrar tiempo en colas o sentirse especial en tu restaurante favorito si este ya sabe lo que vas a querer pedir, parece ser la nueva tendencia.

Por ejemplo, Starbucks amplió su servicio de pedidos y pago por móviles para que los clientes pudieran pre-solicitar bebidas calientes y frías desde casa o el trabajo para así evitar la cola al recoger su pedido. O la app de Domino’s Pizza, que permite a los usuarios pedir comida configurando la opción “Easy Order”. Una vez configurada, es tan simple como abrir la app y se hará el pedido de tu pizza favorita. Si deseas cancelar el pedido, para hacerlo la app te muestra una cuenta atrás de 10 segundos.

Mide el nivel de satisfacción de tus usuarios

Es una realidad que más del 90% de usuarios insatisfechos no se quejan: simplemente optan por cambiar de marca o nunca volver a comprar tu producto. Pero que no se quejen no significa que no estén insatisfechos. El caso es que muchos de ellos creen que quejarse no tendrá ningún impacto para la empresa.

Pero los que no se quejan muy probablemente hablarán mal de tu marca siempre que les sea posible. Es importante que monitorices este aspecto, ya que cerca del 10% de los que se quejan te están dando un feedback gratuito y extremadamente valioso para mejorar tus productos y servicios.

Además, es muy relevante que conozcas las expectativas de tus clientes actuales. Y por suerte el dispositivo móvil es el lugar perfecto para encontrar esta información: puedes enviar “notificaciones push” con una pequeña encuesta por ejemplo. O también podrías enviar ofertas especiales, mensajes de agradecimiento o frases inspiracionales que conecten con tu marca. Su respuesta a estas acciones te brindará una información vital para mejorar.

Hazlo todo más sencillo

El proceso de compra in-app simplifica extremadamente la experiencia de pago de los usuarios. Aquí es donde una aplicación agiliza las compras, ya que sólo necesita unos pocos clics en la pantalla del smartphone para ello.

Para que te hagas una idea de lo importante que es controlar y mejorar este proceso, debes saber que según Starbucks, los pagos móviles ya representan más del 20% de todas las ventas de la compañía en los Estados Unidos. Y eso que se producen 7 millones de pagos a la semana tan solo en ese país.

Agiliza la comunicación

Una aplicación móvil puede hacer lo que el desarrollador quiera. Sin embargo, lo que un negocio busca es crear una aplicación que tenga las funcionalidades que ellos quieren y que al mismo tiempo ayude a posicionar su marca.

Cuanto más se utilice tu app, más cerca estarán sus usuarios de comprar tu producto o servicio. Crear campañas in-app para anunciar tu producto o marca es una herramienta de un valor incalculable, más aún para empresas que cuentan con diferentes ubicaciones y quieren promocionar diferentes productos en cada una de ellas.

Las apps tienen mucho mayor potencial que las webs móviles, aunque esto no quiere decir que solo debas tener una app y no una web con diseño responsive. Las apps tienen funcionalidades que no encontrarás fácilmente en los sitios móviles como:

  • Notificaciones push para comunicar ofertas o novedades
  • Toda la información de usuario, tiempo de uso, recurrencia, navegación y demás datos que se obtienen con el uso de una app y puede ser utilizada para campañas específicas
  • Si un usuario se conecta a través de una red social, puedes conocer más sobre él a través de esa red social

Haz marketing de proximidad

Más marcas están intentando usar el marketing de geolocalización para fidelizar usuarios. De acuerdo con Matt Asay, vicepresidente de Mobile of Adobe Platform Cloud,

“los dispositivos móviles viajan con el consumidor y generan mucha información contextual. Todo esto se puede utilizar para mejorar sus experiencias, cambiando no solo cómo los consumidores interactúan con el mundo, sino también con las marcas”.

La tecnología de geoposicionamiento puede ser uno de los aspectos más importantes a la hora de diseñar una estrategia de marca móvil. Una vez que los consumidores autorizan esta relación se abre un amplio rango de posibilidades. Por ejemplo, Van Leuween, una tienda de helados de Nueva York, ofrece a sus usuarios opciones de pago móvil y utilizan esta funcionalidad para trackear su localización. La app usa geolocalización para detectar cuando un usuario está cerca de Van Leuween y los atraen para que vayan y compren en su tienda con ofertas especiales.

Algunos de los beneficios del geomarketing son tener gratis o por muy bajo coste un gran poder de segmentación. Puedes conocer mejor a tus clientes, atraer nuevos clientes o recompensar a aquellos que son más fieles.

Ahora que ya conoces algunas de las tendencias más punteras para apps de comida rápida, ¿sabrías cómo aplicarlas para que tu app se mantenga al día?

No hay comentarios

Leave Your Comment