Remendar el pasado es posible

Escrito por

El arrepentimiento forma parte de nuestro día a día en las redes sociales. ¿Quién no se ha avergonzado de un post colgado a altas horas de la madrugada? ¿Quién no ha querido borrar un comentario desafortunado? O incluso, ¿quién vive en la ignorancia de que alguno de estos comentarios puede costarle el trabajo? Por suerte, una App puede ayudarnos a remendar el pasado.

Cuando Ethan Czahor, el creador de esta App, perdió su trabajo como jefe de tecnología para la campaña política de Jeb Bush se dio cuenta de la importancia de tener una presencia en las Redes Sociales totalmente saneada. El motivo de su despido fueron una serie de tuits ofensivos publicados años atrás que la prensa no trdó en sacar a la luz. Posiblemente, él ni se acordaba de ellos, posiblemente respondían a un tono irónico, como él mismo aseguró, pero sacados de su contexto desataron la polémica y, por consiguiente, acabaron con su carrera profesional.

Con el fin de evitar situaciones como esta, Czahor creó “Clear” una aplicación capaz de detectar aquellos comentarios susceptibles de ser inapropiados. Esta App es capaz de escudriñar por todos los posts colgados en Facebook, por todos los tuits de Twitter y por todas y cada una de las fotos colgadas en Instagram para detecar aquellos mensajes que, por caer en nuestro olvido o no darles suficiente importancia, puedan perjudicarnos.

El programa, que cuenta con el apoyo del super ordenador “IBM Watson” plantea un algoritmo que analiza y busca palabras sospechosas relacionadas con temas de especial cuidado (especialmente para la moral americana). Así pues rastrea nuestras cuentas en busca de insultos y otros comentarios ofensivos.

El análisis de los posts arroja una serie de notificaciones sobre cada uno de ellos, valorando y mostrando los que considera presuntamente incriminatorios. A partir de ahí, ya es cosa de cada usuario si decide o no borrar esos mensajes.

Aún en fase beta y con lista de espera para poder descargar la App, “Clear” promete ampliar servicios en los próximos meses para llegar, incluso, al análisis fotográfico.

Lo que está claro, y el caso de Czahor es un buen ejemplo, es el peso que tienen las Redes Sociales también en nuestra vida profesional. Son muchos los reclutadores y departamentos de Recursos Humanos que dedican parte del tiempo de estudio de candidatos a un puesto de trabajo, e incluso de propios empleados, a su actividad social en las redes. Porque, sí, Facebook ya sabe y dice mucho más de nosotros que nosotros mismos.

Los comentarios están cerrados.