Dr. App: videoselfies para la salud mental

Escrito por

Las aplicaciones móviles han llegado para quedarse y más allá de juegos, herramientas de gestión o de promoción empresarial o personal, algunas evoluciones tienden hacia tratar de mejorar nuestra vida. Algunas de estas Apps se enmarcan dentro de los que se conoce como mHealth, o salud móvil, y tienen como objetivo la colaboración con departamentos médicos para facilitar la detección y tratamientos de algunas enfermedades.

En este blog ya os hemos hablado alguna vez de este tipo de Apps. Recientemente nos hacíamos eco de aplicaciones pensada para un primer diagnóstico, como las destinadas a revisar nuestra vista antes de ir a la consulta médica. Otras Apps de marcado carácter médico o sanitario son las que hacen de nexo y vía de comunicación entre pacientes y doctores o las Apps que monitorizan a un paciente y envían sus datos para un posterior análisis y diagnóstico. Entre estas últimas se encuentra la aplicación que están desarrollando en la Universidad de Rochester, EUA, y cuya función está en determinar el estado de salud mental de los usuarios.

Aún en fase de pruebas, esta App multiplataforma -apta para móviles y ordenadores- es capaz de determinar si nuestro ánimo es positivo, negativo o neutro en función de nuestras reacciones durante la navegación web o móvil. Para hacerlo se basa en una serie de imágenes en vídeo tomadas aleatoriamente y sin previo aviso. Con ellas, el programa analiza el comportamiento del usuario; acciones como el tiempo entre parpadeo, las pulsaciones de tecleo, los mensajes que se envía, un aproximado del ritmo cardíaco o el radio de las pupilas. Con todo ello, la App es capaz de emitir un diagnóstico certero.

Para perfilar esta App, los investigadores participantes en el proyecto han contado con la colaboración de 27 personas. Todas ellas han sido sometidas a distintas pruebas y análisis de reacción a fin de poder calibrar los diagnósticos.

Si bien, por el momento, las evaluaciones se centran en tres aspectos: actitud positiva, negativa o neutra, los investigadores han empezado ya la segunda fase de evolución de esta App. El objetivo marcado es que se pueda dar un diagnóstico certero especificando incluso patologías mentales en base a los videoselfies tomados por la App. De conseguirlo, y aunque nunca debería de ser tomado como único elemento médico, el avance en materia de diagnóstico precoz sería espectacular. Otro cantar sería si esta App e quedase sólo para analizar las reacciones de los usuarios ante un producto concreto a fin de determinar su futura aceptación en el mercado; un tipo de prueba por la que muchas empresas pagaría grandes cantidades de dinero.