Liberad al pajarito

Escrito por

Twitter es sin lugar a dudas una de las principales herramientas de comunicación de la actualidad. Su App es una de las más descargadas en el mundo y para muchas empresas supone un elemento vital en su día a día. Tan es así que disponer de una cuenta acorde con la marca es un preciado tesoro. Piratas que tratan de ganarse la vida secuestrando cuentas los hay por todo el mundo y el último caso de suplantación de identidad lo hemos visto con el Aeropuerto de Andorra-La Seu. A pesar de ello, recuperar una cuenta pirateada, para las empresas, es tarea relativamente fácil.

Como todo procedimiento combatir la suplantación de identidad no es tarea complicada pero sí requiere de algo de tiempo y paciencia. Paciencia para rellenar los pertinentes formularios y tiempo, los aproximadamente cinco días laborables que tarda Twitter en validar nuestra información y proceder a otorgarnos nuestra nueva cuenta de usuario.

La más importante a la hora de reclamar es poder acreditar que el nombre de usuario que queremos es el que realmente más identifica a nuestra marca o empresa. Twitter no acostumbra a entrar en cuestiones personales por lo que sólo admite a trámite aquellas reclamaciones que tienen una finalidad comercial/empresarial. De hecho, Twitter deja bien claro qué casos son susceptibles de ser considerados una suplantación de una marca comercial: “Se puede considerar una infracción de la política de marcas comerciales el uso del nombre de una compañía o negocio, logo u otros materiales protegidos por marcas registradas que pueda inducir a error o confundir a otras personas en relación con su marca o afiliación comercial”. Por ello, cuando se detecta una “clara intención de inducir a error a otras personas mediante el uso no autorizado de una marca registrada, Twitter suspenderá la cuenta y notificará al poseedor de dicha cuenta”.

Si se cumple con esta hipótesis, no hay más que acudir al centro de atención de Twitter y rellenar el formulario correspondiente al proceso de reclamación de la cuenta. Los datos a aportar serán el nombre de usuario de la cuenta a recuperar, el nombre de la empresa en cuestión, la cuenta de Twitter de la empresa, el sitio web de la empresa, el logo de la empresa, el número de registro comercial y la oficina de registro comercial. Todo cuanto se pueda aportar extra será bienvenido por Twitter a la hora de validar la información y propiedad de un nombre o marca comercial.

Con todo ello, Twitter iniciará los trámites para recuperar la cuenta.

En este post de la empresa Wanatop podrás ver todo el proceso como ejemplo de lo que a ellos les pasó para recuperar su marca en Twitter.

Los comentarios están cerrados.