La publicidad contra el Candy Crush

Escrito por

Calcular el valor de nuestro tiempo libre es, a menudo, complicado. Sin embargo, nadie discute que lo tiene. Ahora ha llegado una App al mercado que nos recompensa económicamente por este tiempo. ¿Cómo? A cambio de publicidad.

La idea nace a raíz de buscar una manera de aprovechar los ratos libres, el tiempo muerto que pasamos a lo largo del día para que se convierta en algo productivo y beneficioso para ambas partes. Y en ello, la publicidad y el marketing parece que han encontrado la solución vendiendo anuncios que el usuario ve voluntariamente.

FairTime no hace más que pasarnos mensajes publicitarios durante nuestro tiempo libre a cambio de una pequeña retribución. Es decir, aceptamos ver anuncios en función de nuestros intereses particulares a cambio de dinero.

El funcionamiento de la App es muy sencillo. Como todas consiste en un registro previo en el que determinamos una serie de intereses en nuestro perfil. Con esta información, la App sugerirá distintos anuncios a ver. A cambio, el usuario ingresará una cantidad de dinero determinada que posteriormente será transferida a su cuenta bancaria.

Con esta particular manera de vender publicidad, sus creadores pretenden que destinemos el tiempo que pasamos en el transporte público, esperando citas que llegan tarde o cualquier rato libre atendiendo en nuestro teléfono a distintos mensajes publicitarios.

La de FairTime es una idea que tenía que llegar, claro está, pero que abre una nueva guerra hasta la fecha nunca vista: la del tiempo. Un “tiempo” que muchos usuarios destinan, en su mayoría, a las apps de ocio como juegos o a herramientas de gestión para aclarar la agenda o buscar información relevante. Ahora, lo que antes era un rato de ocio cuyo reporte o beneficio era la pura satisfacción ha pasado a tener un valor económico. Y está claro que en épocas donde el dinero escasea para muchos, está claro que es una opción atractiva y muy a tener en cuenta.

Definitivamente, la publicidad ha entrado en guerra con el Candy Crush.