Teléfonos a piezas

Escrito por

Vendrían a ser una especie de Tente o Lego o Mecano según las preferencias de cada cual. Pero en todo caso no dejarán de ser teléfonos. Lo nuevo de Google y su principal competidor. El primero se llama “ARA” y está muy cerca de ver la luz; el segundo se llama “Vsenn” y apuesta por la seguridad. Ambos son dos móviles que se montan pieza por pieza.

iempre innovando. Siempre buscando como sorprender y, por consiguiente, ser líder en un mercado tremendamente competitivo. Eso es Google y su penúltimo intento es este teléfono modular que se está desarrollando en las dependencias de una pequeña empresa de ingenieria técnica (NK Labs) dirigida por Ara Knaian

En colaboración con los ingenieros del grupo de Tecnología y Proyectos Avanzados de Motorola, una división que retuvo cuando acordó la venta del fabricante de teléfonos móviles a Lenovo a principios de este año, Google pretende lanzar un teléfono del cual se vendería únicamente un chasis para que, incorporando distintos módulos, el usuario se lo hiciera su medida. Estos módulos podrían ser diferentes procesadores, baterías, memorias, cámaras, sonido o cosas más exclusivas como un módulo biometrico, de videojuegos, GPS… Los chasis incluirán únicamente la pantalla que estaría disponible en tres tamaños, mini (4 o menos pulgadas), medium y jumbo (casi como un phablet). Y es que más allá de la personalización, este sistema permitiría actualizaciones contantes en función del módulo que hubiera evolucionado.

Según informa Google, la implementación en el sistema ARA será libre y de código abierto, lo que plantea muchas posibilidades y cada vez se muestra como una idea realmente original que de tener éxito puede revolucionar el mercado.

Según parece ya existen algunos prototipos funcionales del Ara, pero lo cierto es que a día de hoy los móviles estándar ofrecen una mejor relación de tamaño y precio que lo que podría ofrecer Google. Lo sorprendente es que desde Mountain View quieren que su precio ronde los 50 dólares, si bien habrá que esperar al menos hasta mediados del próximo año para saber del cierto si podrán cumplir ya no sólo con esta intención sino con otros aspectos más ligados a la funcionalidad y gustos de sus clientes potenciales.

También con la intención de hacerse con este nuevo mercado aparece Vsenn, un proyecto liderado por un antiguo trabajador de Nokia que se ampara en la seguridad como arma de seducción.

Vsenn será mucho menos complejo que el ARA ya que sólo permitirá elegir tres componentes (batería, procesador y cámara) a un chasis que será totalmente personalizable en base a carcasas intercambiables.

No obstante, será mucho más seguro que sus competidores, afirman mientras trabajan en tres capas de cifrado para los datos que entren, salga o se almacenen en el teléfono. El sistema operativo utilizado será Android, en su versión más limpia, con la promesa detenerlo actualizado cuatro años tras su lanzamiento.

Y el tercero en discordia es Phonebloks, del cual os dejamos un vídeo explicativo:

No hay comentarios

Leave Your Comment