Desarrollo de Aplicaciones Móviles: Los 5 peores peligros para la seguridad

Escrito por

Una encuesta realizada por Nokia reveló que miramos nuestro teléfono móvil unas 150 veces al día, lo que indica lo lejos que ha llegado el sector de desarrollo de aplicaciones móviles. Sin embargo, el desarrollo de aplicaciones para Windows, Android e iOS va mucho más allá de crear una interfaz atractiva o resolver un simple problema de usuario.

La protección de datos debería ser el elemento más importante de los profesionales que buscan un crecimiento a largo plazo y la consolidación de su trabajo en esta industria. Si bien el mundo de la telefonía móvil está experimentando un crecimiento espectacular, es extremadamente competitivo y está expuesto a problemas de seguridad. Descubre los 5 peores peligros de seguridad en el desarrollo de aplicaciones móviles.

1- Almacenamiento de datos inseguro

Los desarrolladores son responsables de proteger los datos de las personas que utilizan sus aplicaciones. Se recomienda que los datos no se almacenen durante mucho tiempo y que sean anónimos cuando sea posible, de lo contrario pueden ser un problema.

Si el almacenamiento de datos no es seguro, los datos confidenciales como contraseñas y números de tarjetas de crédito pueden ser vulnerables a los hacks debido a la falta de conocimiento del comportamiento del dispositivo, la sincronización sin protección de los datos confidenciales en la nube o los datos almacenados en lugares inseguros, como en la tarjeta SD.

Desarrolla tu aplicación de tal manera que ninguna información crítica se almacene directamente en el dispositivo. Si alguna información debe almacenarse en el dispositivo, debe hacerse de forma segura.

Para proteger las contraseñas en iOS, deben almacenarse en una sección de datos cifrados en el llavero de iOS. En el caso de Android, deben residir en el almacenamiento cifrado en el directorio de datos de la aplicación interna y la aplicación debe estar marcada para no permitir la copia de seguridad.

2- Controles débiles del lado del servidor

No puedes confiar únicamente en que el dispositivo cumpla los controles de seguridad.  Las apps móviles también están expuestas a ataques de otras aplicaciones o a través del uso de Internet móvil. No confíes en la entrada del usuario, ni en la aplicación ni en el servidor. Es importante validar los datos de entrada para evitar diversos tipos de ataques.

Las vulnerabilidades de los controles del lado del servidor incluyen estos factores:

  • Falta de conocimientos de seguridad debido a los nuevos idiomas.
  • Fácil acceso a estructuras que no priorizan la seguridad.
  • Menores presupuestos de seguridad para aplicaciones móviles.
  • Asunción de que el sistema operativo móvil asume la plena responsabilidad de la seguridad.
  • Debilidad debido al desarrollo y compilación entre plataformas.

3- Fuga de datos no intencionada

Con esto nos referimos a cuando la información sensible es colocada por error en una ubicación fácilmente accesible en el dispositivo móvil por aplicaciones maliciosas. En esta situación, los datos corren un grave riesgo de ser filtrados.

El uso de Internet móvil ha superado al uso de Internet de escritorio, lo que hace que los dispositivos móviles sean aún más atractivos para los estafadores y los ciberdelincuentes. Por esta razón, los desarrolladores tienen que proteger aún más las aplicaciones móviles, la forma más efectiva de lograrlo es validar los siguientes puntos:

  • Validar todas las entradas, tipos, sintaxis, antes de que se muestren o almacenen los datos.
  • Rechazar entradas no válidas en lugar de intentar comprobar datos potencialmente hostiles.
  • Ten cuidado con los mensajes de error, también pueden incluir datos no válidos.
  • Utiliza APIs de consulta de escritura fuerte con sustitutivos de marcadores de posición.
  • Presta atención al conectarte a la base de datos u otros sistemas de soporte.
  • Evita los mensajes de error detallados que son útiles para los hackers.
  • Utiliza los procedimientos almacenados, ya que generalmente son seguros contra la inyección SQL.
  • No utilices interfaces de consulta dinámicas.
  • No utilices simples funciones de escape, son débiles y han sido pirateados.
  • Asegúrate de que tu aplicación no decodifique dos veces la misma entrada.

4- Encriptación rota

Los mayores gigantes de la tecnología han prestado especial atención a la criptografía. Apple, por ejemplo, utiliza Hardware Encryption (concepto que utiliza el Algoritmo AES256) en el desarrollo de todos sus smartphones e iPads con iOS Versión 5 o superior, asegurando una protección robusta contra cualquier intento de interceptación de datos almacenados en el dispositivo.

¿Quieres que tu aplicación esté entre las más prestigiosas del mercado? Entonces no olvides que los algoritmos de encriptación se vuelven obsoletos relativamente rápido. Además, la mayoría de las aplicaciones requieren la inserción de datos personales para adquirir funciones. Si tu aplicación no utiliza un algoritmo de cifrado o utiliza claves débiles, millones de usuarios de tu producto pueden ser víctimas de hackers.

5- Códigos fuente desconocidos

Desarrollar una aplicación móvil desde cero puede consumir mucho tiempo, por lo que los desarrolladores a menudo intentan hacer uso de la enorme cantidad de código en la web. Sin embargo, ten mucho cuidado, tomar este atajo puede ser costoso: muchos criminales crean código y lo hacen disponible con la esperanza de que sea usado por algún desarrollador. Esto le dará al hacker acceso libre a toda la información que necesite después de lanzar la aplicación. Asegúrate de comprobar las fuentes del código que estás utilizando.

¡Recuerda que la tarea principal de los desarrolladores es proteger las aplicaciones móviles!

No hay comentarios

Leave Your Comment