Llega septiembre y toca ponerse las pilas

Escrito por

Pues sí, ya está. Agosto se ha terminado y todos, queramos o no, tenemos que volver a nuestras rutinas. La pronta incorporación al trabajo o a las clases es ya una realidad que muchos temen y ansían por igual. Es tiempo de reencontrarse con compañeros y amigos, de presumir de vacaciones y bronceado. Pero también es tiempo de ponerse las pilas.

Con el nuevo curso escolar a la vuelta de la esquina, son muchas las aplicaciones que se extienden entre padres, profesores y alumnos y que prometen facilitar la interacción entre ellos así como la organización de tareas. Lo más curioso es que, cuanto más se acerca la fecha, más famosas se vuelven este tipo de aplicaciones dentro del mercado de las apps, colándose incluso en el Top 25 de las aplicaciones más descargadas de la semana pasada, con millares de usuarios registrándose cada día. Entre estas aplicaciones encontramos Edmodo y ClassDojo, que están arrasando en Estados Unidos y que también están disponibles en nuestro país (habrá que ver con qué tirada), enfocadas a profesores pero pensada también para alumnos y padres. Este tipo de apps permiten el refuerzo y la implicación de los alumnos en las clases, ya sea mediante premios por puntos o analíticas de seguimiento de la conducta que tanto tutores como familiares pueden ver.

Los escolares no son los únicos que pueden beneficiarse de estas ventajas móviles. Aunque todavía faltan un par de semanas para el inicio de las clases, estos días muchos alumnos se presentan a los temidos exámenes de recuperación. Incluso para estos estudiantes existen aplicaciones móvil que permiten organizar horarios (TimeTable), tomar notas (Google Keep), o profundizar en el estudio gracias a una serie de tips (Técnicas de estudio), todos ellos aspectos que consiguen enervar al estudiante más tranquilo.

Y es que las aplicaciones móviles están cada vez más al alcance de todos, al tiempo que abarcan un abanico de ámbitos diversos mucho más amplio. En la era en que las apps dominan nuestro mundo, incluso nosotros mismos podemos utilizar un software y crear nuestra propia aplicación. ¡No es ninguna broma!

No hay comentarios

Leave Your Comment