Descubre si eres adicto al móvil

Escrito por

Hace unos meses en este blog os hablamos de una nueva enfermedad psicológica ligada a los teléfonos móviles. Se trata de la nomophobia, o el miedo a no estar 100% conectado en cualquier momento del día. Pues bien, ya existe un sencillo test que nos puede ayudar a detectar si nuestra adicción al móvil es alarmantemente peligrosa y precisa de un tratamiento específico.

Sea como sea, adictos o no, de media, consultamos nuestro teléfono unas 200 veces al día. ¿Pocas? ¿Muchas? Digamos que podemos coincidir en que es una cantidad considerable.

El acceso a las redes sociales, la lectura de mails y los mensajes son, principalmente, nuestra principal fuente de consulta diaria. Sin embargo, hay quienes, pendientes de cualquier novedad, necesitan acceder a su teléfono aún cuando no han recibido notificacón alguna. Este tipo de personas son las más proclives a padecer nomophobia. Por ello, la Universidad Estatal de Iowa ha configurado un sencillo test de 20 preguntas para detectar los primeros síntomas de esta enfermedad.

Las preguntas, a las que se debe responder con puntuaciones del 1 al siete en función de si se está totalmente en desacuerdo con las afirmaciones (1) o si uno se siente plenamente identificado con ellas (7) son las siguientes:

  • Me siento incómodo si no dispongo de acceso constante a la red a través de mi teléfono móvil.
  • Me molesta querer buscar información en mi dispositivo móvil y no poder hacerlo.
  • Ser incapaz de ver las noticias (actualidad, el tiempo etc.) a través de mi smartphone me irrita.
  • Me molesta no poder usar mi teléfono y sus aplicaciones cuando quiero hacerlo.
  • Me asusta la idea de que se acabe la batería de mi smartphone.
  • Me da pánico quedarme sin crédito en mi tarifa de datos mensual.
  • Si no dispongo de conexión a la Red (ya sea mediante datos o Wi-Fi) compruebo constantemente si hay alguna señal cercana a la que conectarme o trato de encontrarla.
  • Me preocupa quedarme tirado en algún lugar cuando no funciona mi teléfono.
  • Cuando no compruebo mi smartphone durante un tiempo, siento el deseo de mirar si tengo nuevas notificaciones.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me pongo ansioso porque no puedo comunicarme al instante con mi familia y amigos.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me preocupa que mi familia y amigos no puedan localizarme.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me pongo nervioso porque no puedo recibir mensajes ni llamadas.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me pongo nervioso porque no puedo recibir mensajes ni llamadas.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo, me agobia pensar que alguien ha intentado contactar conmigo y no ha podido.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me pongo nervioso porque mi conexión constante con mi familia y amigos se rompe.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me pongo nervioso porque no puedo mostrar lo que hago en la Red.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me siento incómodo porque no puedo estar al día en las redes sociales.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me siento incómodo porque no puedo ver las notificaciones de mis contactos.
  • Si no tengo mi smartphone conmigo me siento incómodo porque no puedo ver mi e-mail.
  • No sé qué hacer si no tengo conmigo mi smartphone.

Con las respuestas hay que sumar las puntuaciones dadas en cada afirmación de modo que si el resultado está entre los 20 y los 60 puntos se padece una adicción al móvil leve; si por contra está entre los 60 y los 100 puntos, el grado de nomophobia es moderado; y si supera los 100 puntos, la dependencia es acusada y se recomienda acudir a un especialista.

Esperamos que vuestra puntuación esté en el primer estadio y podáis seguir disfrutando de todos los contenidos móviles a vuestro alcance con total libertad.

Los comentarios están cerrados.