Apps Zombies y Apps Kleenex

Escrito por

Cada día se crean centenares de aplicaciones móviles. La demanda de Apps va en claro aumento y su uso es parte de nuestras vidas. Cuando alguien encarga una espera que sea el elemento distintivo en su política de comunicación y marketing. Sin embargo, las Apps que realmente triunfan son pocas. El resto se dividen entre Apps Zombies y Apps Kleenex. ¿Sabes la diferencia?

Por norma general el éxito de una App radica en su utilidad. Sólo aquellas que resuelven una necesidad en el usuario son las que sobreviven en nuestros teléfonos. Por ello, planificar muy bien los contenidos de una aplicación es el primer paso de todos y, seguramente, el más determinante para el futuro. Solo así se habrá superado el primer escollo para evitar que una aplicación pase a formar parte del cementerio de las Apps; un camposanto en el que van a parar cerca del 50% de las aplicaciones.

zombieCuando una App no pasa esta primera y transcendental criba solo tiene dos caminos a seguir, convertirse en una App Zombie o en una App Kleenex.

Como es imaginable las Apps Kleenex son las de usar y tirar. Es decir, son aquellas que un usuario se descarga pensando que van a cumplir con un objetivo muy concreto. Sin embargo, la aplicación no cumple con las expectativas y tras este primer uso es directamente borrada del teléfono para nunca más volver.

Los motivos más comunes por los que una aplicación se convierte en una App Kleenex son el engaño; que prometan una función y luego no cumplan con ello, o la dificultad en la navegación. Y es que el diseño de la App debe estar siempre pensado en fomentar la usabilidad, en ser fácil y reconocible, con acceso directo y sencillo a los contenidos. La tercera opción para eliminar una App tras un primer uso es la inclusión y abuso en la publicidad interna.

El otro gran grupo de aplicaciones que caen en el olvido son las Apps Zombies. A diferencia de las anteriores estas permanecen en nuestros dispositivos. Sin embargo, su consulta es residual. A este apartado se incluyen Apps que no cumplen con las expectativas o también aquellas cuya función es poco recurrente como las de consulta de servicios. También forman parte de este grupo aquellas Apps que se han creado para un evento concreto y que, por lo tanto, una vez pasado dejan de ser útiles para el usuario; o aquellas que una vez creadas nunca han sido actualizadas y caen en un estado de abandono por parte de sus propios creadores.

Combatir con este fenómeno o catalogación no es sencillo pero se puede conseguir si se siguen una serie de consejos básicos como: pensar en la finalidad, testearla con amigos, posicionarla y promocionarla.

De todos modos, esta infografía seguro que resulta de gran ayuda:

infografia-exito-apps

Los comentarios están cerrados.